Este es una enfermedad muy común en nuestras mascotas y, al igual que en los seres humanos, puede tener consecuencias fatales.

La diabetes mellitus es el nombre médico para un tipo de diabetes que necesita ser tratada con insulina, en otras palabras, la diabetes insulino-dependiente. Esta enfermedad se caracteriza por tener bajos niveles de insulina en sangre, debido al hecho de que el páncreas no puede producir esta hormona esencial, como consecuance animales diabéticos terminará con un nivel alto de glucosa en la sangre, lo cual puede causar múltiples problemas.

La mayoría de los perros son de 4 a 14 años de edad en el momento en que se diagnostica la diabetes mellitus, con prevalencia máxima en 7 a 9 años de edad. Perros hembras afectadas son aproximadamente dos veces tan frecuentemente como los machos. También hay predisposiciones genéticas, las razas más comúnmente afectadas son Pulik, Cairn Terrier y Pinschers miniatura pero otros como caniches, Teckel Miniatura y Schnauzers beagles son también frecuentemente afectada razas. En cualquier caso usted debe conocer cualquier tipo de perro puede ser potentlially afectados por la diabetes.

Aunque la diabetes mellitus puede ser diagnosticado en gatos de cualquier edad, la mayoría de los gatos diabéticos tienen más de 6 años de edad en el momento del diagnóstico. La diabetes ocurre predominantemente en gatos machos castrados, y no hay ninguna raza aparente predisposición.

¿Cómo puedo saber si mi mascota es diabético?

La historia de prácticamente todos los animales diabéticos incluye los signos clásicos de beber mucho, orinar mucho, comer mucho, pero perder peso. Una queja común de los dueños de gatos es la necesidad constante de cambiar la camada. Los dueños ocasionalmente traer un perro porque repentina de la ceguera causada por la formación de cataratas o un gato porque o debilidad de las piernas y una “postura plantígrado”. Si los signos clínicos asociados con la diabetes sin complicaciones no son observadas por el dueño y cataratas o debilidad de las piernas no se desarrolla, un perro o gato es diabético en riesgo para el desarrollo de los signos de enfermedad sistémica, algunos de estos signos incluye lipidosis hepática “hígado graso”, cataratas, letargia, anorexia, vómitos… normalmente si las cetonas (toxines) y acidosis metabólica desarrollar y empeoran. En este caso, el animal será dehidrated, débil, respirando muy rápido y a veces desarrollan un fuerte olor de acetona en el aliento. Todos los animales diabéticos también son propensas a tener cistitis (infección de la vejiga), debido al hecho de que eliminarán algunas moléculas de glucosa en la orina, causando un eviroment ideal en la vejiga para el crecimiento bacteriano.

Diagnóstico

Para diabetes mellitus para ser diagnosticado el animal debe mostrar signos clínicos apropiados (beber, comer y orinar en exceso y pérdida de peso) y la persistencia de altos niveles de glucosa en sangre y orina, una muestra de sangre y de orina normalmente es suficiente para que su veterinario para diagnosticar la diabetes mellitus, aunque a veces los animales bajo estrés puede tener una prueba de sangre que muestra los resultados de la glucemia alta y no ser un diabético, en cualquier caso, esto no es común y su veterinario debe ser capaz de hacer otro tipo de prueba de sangre para asegurarse de que su mascota es sin duda la diabetes.

 Tratamiento

La mayoría de los animales diabéticos tratamos necesitan inyecciones de insulina dos veces al día para mantener los niveles de glucosa cerca de lo normal, esto puede parecer un poco complicado pero, en realidad, es algo muy fácil de hacer, en nuestra práctica Debemos capacitar a los propietarios y mostrarles cómo hacerlo.

Tan importante como la insulina, es la dietoterapia, inyecciones de insulina hará que el animal aumenta de peso y, a veces, corren el riesgo de se convirtió en obesos. La dietoterapia debe iniciarse en todos los perros y gatos diabéticos, independientemente del tipo de diabetes. La terapia nutricional debe estar dirigida a eliminar la obesidad, manteniendo la coherencia en la distribución y el contenido calórico de los alimentos y reducir al mínimo las fluctuaciones en la concentración de glucosa en la sangre. El ejercicio juega un papel importante en mantener el control del nivel de glucosa en animales diabéticos, ayudando a promover la pérdida de peso y eliminando la resistencia a la insulina inducida por la obesidad.

Clínica Mediterranea es un servicio completo, tanto de cuidado primario de animales que ofrece una amplia gama de servicios veterinarios. Nuestraas instalaciones cuentan con variass salas de consulta completamente equipadas, sala de cirugía y sala deradiologia y diagnostico por imagen avanzado.

Enfermedad periodontal
Enfermedad periodontal

Uno de los problemas más comunes que vemos cada día en nuestra práctica está relacionada con nuestra mascota la boca. Mal aliento y encías rojas puede no parecer muy importante para usted, pero éste es, de hecho, el principio de lo que se conoce como enfermedad periodontal (un problema irreversible que va a causar dolor, infección y pérdida de dientes).…

La leishmaniasis
La leishmaniasis

 La leishmaniasis es una enfermedad importante de perros que es endémica en las zonas mediterráneas de Europa y, por desgracia, en esta parte de España la prevalencia de la enfermedad es muy alto. El agente responsable es un parásito llamado Leishmania infantum . En la actualidad la leishmaniasis es restringida en el Reino Unido a los perros que han sido…

Dirofilaria immitis
Dirofilaria immitis

“Parásito” es el nombre común para una enfermedad potencialmente mortal causada por un parásito helminto Dirofilaria immitis que es endémico en esta parte de España y del sur de Europa. Las lombrices adultas son 10-35 cm de largo, las hembras son más grandes que los machos. Se encuentra predominantemente en los perros aunque los gatos pueden contraer infestado ocasionalmente. Esta…

Clinica Mediterranea © . All Rights Reserved | Aviso legal | Política de Pivacidad